Noticias

Aquí puedes ver todas las noticias de Rama Dental

El uso del chupete, dedo y el daño a los dientes

Blog

El uso del chupete, dedo y el daño a los dientes

Los niños que se chupan el dedo o el chupete deben recibir mayor atención por parte del ortodoncista para el arco dental se desarrolla sin problemas

Succión es muy importante para los niños de hasta 2 años de edad y en algunos de ellos, la necesidad para la succión es mayor, entonces viene el hábito del chupete o chuparse el dedo. Malos hábitos orales, cuando está presente en período prolongado, lo que genera un desequilibrio en la formación de los arcos dentales, especialmente en la mordida abierta anterior y el desequilibrio anterior entre las arcadas dentarias (maxilar y mandíbula).

A falta de elección entre chupando un chupete o no, los padres deben elegir un chupete con el pico de forma anatómica, como mejor se ajuste a la cavidad bucal del niño, estableciendo el techo de la boca y la lengua, siguiendo el movimiento de succión. Los padres no deben colocar el cable, cadena o pañales que cuelgan en el anillo de un chupete, así como generar un riesgo de estrangulación, también provoca aumento de peso en el chupete, provocando un aumento de la presión en las estructuras de la cavidad oral, provocando malformaciones en el crecimiento de éstos estructuras. Cabe señalar también, los tamaños existentes de chupetes porque deben seguir el desarrollo craneofacial del niño.

El papel del ortodoncista es realizar un seguimiento de la evolución de los arcos dentales desde el nacimiento de los primeros dientes hasta el final del desarrollo del crecimiento óseo. El ortodoncista puede diagnosticar problemas de erupciones dentales, anterior y el desarrollo transversal de la mandíbula, e intervenir de manera preventiva y de intercepción de manera que los problemas derivados de los malos hábitos no se conviertan en definitiva después de que el niño alcance el final del crecimiento.

Una vez instalado problema de ortodoncia que puede ser ejemplificado por una mordida cruzada o mordida abierta, el ortodoncista debe intervenir con los dispositivos ortopédicos, con el fin de restaurar el crecimiento y la relación correcta entre las arcadas dentarias. Estos mismos dispositivos se pueden utilizar con el fin de impedir, en modo alguno, el hábito de chuparse el perjudicial chupete o el dedo, de manera que el niño también perderá el interés para continuar con este hábito. Así, el dispositivo puede ser utilizado como reeducación o tratamiento de ortodoncia interceptivo.

Fuente: Guia do Bebê UOL. Acceso en: 16/12/2015. Disponible en: goo.gl/5LP3o9